lunes, 20 de noviembre de 2017

Pastel de carne sobre crujiente de beicon .

Tengo aquí el corrector de turno, que me está leyendo por encima del hombro y advirtiendo que no se escribe beicon,sino bacon,que es una palabra que la hemos españolizado usando su pronunciación inglesa en nuestra escritura.
Puntualizado ese detalle y yo insistiendo en mi titulo, se va a la otra punta del sofá.
Bien!! puedo mover el codo.
Mi amiga Alicia me dio esta receta, lleva en su familia más de veinte años y la verdad que entiendo porque y es que está buenísimo.
Gracias Alicia.





Observaciones:

Como verás, este pastel lleva salchichas, a ser posible de pollo, en caso de que no tengas, puedes usar picadillo de pollo, pero te aconsejo las salchichas, suavizan más.
Por si se me olvida decírtelo más adelante, recuerda que tienes que vaciar las salchichas, solo vamos a usar la carne de dentro.
También lleva champiñones,puedes usar frescos o de bote, los de bote, dan muy buen resultado.
La cantidad de tiras de beicon dependerá del tamaño del molde, el mio mide 25 cm de largo y 11 de ancho.
Puedes tomar este pastel tanto frío como caliente.

Ingredientes:

400 gr de carne picada mixta.
250 gr de jamón de york
250 salchichas de pollo (Preferiblemente)
200 gr champiñones frescos o un bote de 190 gr
16 lonchas de beicon ahumado
1 1/2 cucharada de pan rallado
50 ml de vino blanco
3 huevos
1/2 cebolla
Pimienta
Sal

Preparación:

1- Cortamos la grasilla a nuestras tiras de beicon.



2- Forramos la base y paredes de nuestro molde, tienen que quedar las tiras colgando para poder cerrar nuestro pastel, mira, de esta manera.





3- En un bol, ponemos la carne picada, las salchichas a las que les quitaremos la tripa,el jamón cortado en trocitos a tu gusto, los huevos, el pan rallado, la pimienta y la sal.
2- Mezclamos todo bien.




4- En una sartén echamos un chorrito de aceite, pelamos y picamos la cebolla y la añadimos a nuestro aceite caliente, de seguido incorporamos los champiñones lavados y picados, salamos y tapamos para que suelten su jugo y se hagan junto a la cebolla.
(Si usas champiñones de bote, echalos después que la cebolla esté hecha,los rehogas unos segundos y listo)
5- Pasamos nuestros champis y la cebolla por la batidora e incorporamos a nuestra mezcla anterior
6- Echamos también el vino y mezclamos de nuevo.
7- Cogemos nuestra mezcla y la vertemos sobre nuestro molde.



8- Alisamos con una cuchara y cerramos con nuestras tiras de beicon de esta manera.








9- Precalentamos nuestro horno a 180 grados, metemos una fuente con agua, a de ser mayor que nuestro molde con el pastel, vamos hacer nuestro pastel al baño María.
10- Si ves que el beicon se tuesta pronto, ponle papel de aluminio
11- Transcurridos cincuenta minutos, pincha con una brocheta para ver si está hecho.
No te preocupes si ves que el pastel suelta liquido, es normal.
Si te apetece que el beicon esté crujiente, puedes ponerlo a gratinar, una vez que lo hayas desmoldado.




¡ Veras que rico !
Gracias por visitar mi blog


viernes, 17 de noviembre de 2017

Mermelada de calabaza

Tengo que confesar que ha entrado un nuevo amor a mi vida y que me aporta grandes satisfacciones. 
Es más, esta relación me está resultando aditiva. ¡La calabaza! es pensar en ella y se me va la cabeza.
Amenazo con publicar muchas recetas.
Mi vecina Ainara, me trajo una muy grande a la que le he sacado mucho partido, aquí dejo una pequeña señal de ello. Por cierto, si queréis ver otra receta dulce, de calabaza, aquí os dejo un enlace para que veáis como se hace un riquísimo Dulce de calabaza.
Gracias Ainara por darme "calabazas" ya sabes, puedes tocar a mi puerta siempre que quieras y más desde que tienes huerta ; )
Me está pidiendo paso la protagonista de esta entrada, así que chic@s, vamos a ello.





Observaciones:

Lo más importante es esterilizar los tarros y que estos no tengan abolladuras en las tapas.
Pondremos los tarros en una cazuela amplia y honda,los tarros cubiertos de agua junto a las tapas, por supuesto destapados.
Los dejamos que hiervan diez minutos y una vez apagado los dejamos en el agua hasta que esta se enfríe, los sacamos y ponemos sobre un paño boca abajo, secamos y listos para usar.
Te voy a explicar como he hecho mi mermelada, luego tú eliges y versionas a tu gusto.
Veras que yo uso ralladura de naranja, es opcional y lo mismo la canela, si no te gustan estos toques, no se los eches.
El zumo de limón es para evitar la oxidación en el caso de que vayas a embotar para guardar.
Después de hecha la mermelada, rellenarás siempre hasta arriba del cuerpo de la botella,dejando libre la parte del cuello, justo la zona de la rosca para que se cierre bien.
Ahora tienes dos opciones de conservado, una echaras la mermelada caliente en los tarros y de inmediato una vez bien cerrados,los pondrás boca abajo y los mantendrás así unas horitas para que se forme el vacío; otra es poner un paño en la base de una cazuela, poner sobre él los tarros de pié y los dejaras hervir quince minutos, los dejas enfriar y los sacas, secas y etiquetas y listo para guardar.







Ingredientes:

1 kg de calabaza
500 gr de azúcar
Ralladura de naranja
1 palo de canela
1 limón

Preparación:

1- Pelamos, lavamos, secamos y pesamos nuestra calabaza.
2 - La troceamos y colocamos en un bol, donde también echaremos el azúcar.
3 - Dejaremos nuestro bol ocho horas aproximadamente, en la nevera, lo ideal es ponerlo por la noche, conseguiremos que la calabaza junto al azúcar, suelte liquido, por lo que no necesitaremos agua.




4 - Una vez transcurrido el tiempo de reposo, ponemos todo en una cazuela, junto a la ralladura de naranja, cuidado no pasarte a la parte blanca  (amarga) el palo de canela y zumo de limón. (Recuerda que si no te gusta el toque de naranja o de canela, no se lo eches)
5 - Lo dejas a fuego moderado hasta que se haga la calabaza (pinchala con un tenedor) no te preocupes si lo ves liquido, todavía te falta pasar la batidora y al enfriarse también espesa un poco. 
6 - Una vez triturada veras que tiene una textura y brillo de la mermelada, ya la puedes embotar.
Espero tus observaciones en el apartado comentarios.
Gracias por visitar mi blog










domingo, 12 de noviembre de 2017

Varitas de merluza

A la mayoría de los miembros de mi casa nos gusta mucho el pescado y digo a la mayoría porque hay uno que se nos desmarca, pero cuando tocan varitas de merluza, ahí está, es el primero a la mesa y es que están deliciosas. ¿ Te animas y las preparamos ? 




Observaciones:

Un detalle a tener en cuenta es el rebozado, lo puedes hacer en pan rallado normal, pero yo los rebozo en uno más grueso, en el envoltorio ya pone, pan rallado crujiente para escalopines, nuggets, empanados etc.. y quedan mucho más crujientes.
Otro detalle es que tienes la opción de echar una pizca de ralladura de limón, pero te aconsejo muy poca y sin llegar a la parte blanca, ralla superficialmente; a mi me gusta el toque que le da, pero al resto de mi familia no, como ves, va en gustos.
Con estas cantidades que te voy a dar te salen aproximadamente doce, dependerá del tamaño que las hagas.




Ingredientes: 

400 gr de merluza
40 gr de queso de untar
1 rebanada de pan de molde
Relladura de limón (opcional)
50 ml de leche
Perejil
Aceite
Sal

Rebozado:

Pan rallado
Huevo

Preparación:

1- Lo primero que vamos hacer es picar el pescado con nuestra picadora. 
2- Una vez picado lo echamos en un bol.
3- Sobre él, echaremos el queso,la rebanada de pan mojada en leche junto a la leche sobrante, el perejil bien picado y la ralladura de limón en caso de que hayamos decidido usarla.
4- Añadimos sal al gusto
5- Mezclamos todo bien
6- Dejamos reposar para que coja consistencia. 
7- Rebozamos en pan rallado, huevo y pan rallado
8- Freímos echando las varitas cuando el aceite esté muy caliente y lo bajamos , mi cocina es hasta el diez y lo pongo al ocho, para luego bajarlo al seis, de esta manera me queda bien sellado y crujiente por fuera y hecho por dentro.
Estoy segura de que vais a disfrutar mucho.
Gracias por visitar mi blog


sábado, 4 de noviembre de 2017

Leche frita


Hoy, día cuatro de noviembre, hace cinco años que iniciaron su andadura los precursores de la cocina Typical Spanish. Y como cada año en este día, nos han propuesto un dulce tradicional de la cocina española. #DiadelDulceTS.
Este es mi primer año en tan especial propuesta; la acepto y en compensación participo con el dulce que más añoranza me causa, leche o crema frita.
Cuando mi madre nos quería sorprender con este dulce de leche frita, nunca lo conseguía, porque su aroma traspasaba la puerta de la casa.
Volvíamos del colegio, empezábamos a subir las escaleras  y nos llegaba el olor a limón y canela. No recuerdo, si subía las escaleras de casa de dos en dos o de cinco en cinco.
¡ Que recuerdos !
Además este dulce te da la oportunidad de hacer variantes a tu gusto.






Ingredientes:
1/2 Litro de leche
80 gr de azúcar
50 gr de maicena ( harina de fécula de maíz)
4 yemas de huevo ( las claras las puedes congelar para otro postre)
Peladura de limón o naranja
Palo de canela o esencia de vainilla.


Para el rebozado:
Harina
Huevo

Ponemos la leche en un cazo o cazuela con peladura de limón o naranja, ponemos el palo de canela o un par de tapones de esencia de vainilla. Esto a tú gusto.
Dejamos a fuego suave hasta que comience a hervir.
Apagamos y tapamos hasta que entibie para que fusionen los aromas.
Mientras mezclamos las yemas junto con la maizena y el azúcar.
Retiramos las peladuras y la rama de canela ( En caso de que la hayamos puesto )
Volvemos a poner la cazuela al fuego y echamos nuestra mezcla, removemos continuamente hasta que espese.





Para el siguiente paso, tenemos  que usar una fuente que nos dé altura al dulce, no demasiada pero que tampoco se nos vaya a quedar plano.
Ponemos la fuente elegida, un poquito de aceite para asegurarnos que no se nos pega al recipiente, la untamos con papel de cocina para no excedernos, solo hay que untarlo ligeramente.
Echamos nuestra mezcla y dejamos que enfríe.
Una vez fría la cortamos en cuadrados como en la foto.







Cogemos los trozos y los pasamos por harina y huevo.






Los freímos por ambos lados y los pasamos a un recipiente con papel absorbente.
Ahora, todavía caliente, es cuando los puedes rebozar en azúcar y canela o solo en azúcar, eso a tu gusto nuevamente.
Este postre lo puedes tomar caliente, templado o frió.
Seguro que tú también tienes tu dulce especial, mis compañeros de propuesta sí lo tienen, vamos a ver que han hecho ellos.
Toca aquí para ver las propuestas de mis compañeros








martes, 31 de octubre de 2017

Juego de blogueros 2.0: Merluza en salsa de Almendras

¡ Que bonitos son los almendros en flor !
Es curioso que florezcan en invierno y que la maduración de su fruto tarde exactamente nueve meses.
Dicho fruto, la almendra,sirve de ingrediente en infinidad de recetas. Sin embargo este mes en #juego de blogueros nos han propuesto que sea uno de los ingredientes principales.
Así que aquí os traigo mi merluza en salsa de almendras.
Lo de "mi merluza" no os lo toméis al pié de la letra.
Podéis usarla fresca o congelada, en filetes o en rodajas.
Si compráis fresca, recordar que la merluza es uno de los pescados con más alto porcentaje de anisakis, por lo que tendréis que limpiarla bien y congelarla por espacio de veinticuatro a cuarenta y ocho horas.





¿ Tenéis ya el delantal puesto u os espero? Anda venga, que estoy ya con los ingredientes.

Ingredientes:

 4 filetes de merluza
1/2 cebolla
1 rebanada de pan tostado
2 dientes de ajo
200 ml de caldo de pescado
200 ml de vino blanco
20 almendras crudas
Aceite de oliva
Sal.


Preparación:

1. Ponemos a calentar en una cazuela o sartén baja dos cucharadas de aceite.

2. Echamos la cebolla picadita, la espolvoreamos con una pizca de sal y tapamos la cazuela o sartén; el fuego lo debemos mantener suave para que se poche o sofría correctamente la cebolla.

3. Mientras ponemos en un mortero la rebanada de pan frita, los dientes de ajo, las almendras, un poco de perejil y un par de cucharadas del caldo de pescado.

4. Machacamos todo bien, que se nos quede como una pasta.

5. Una vez tengamos la cebolla translúcida, incorporamos el vino blanco y subimos un poco el fuego

6. Pasados cinco minutos, le agregamos el caldo y nuestro majado

7. Dejamos que se reduzca nuestra salsa, que nos quede como una ligera besamel.

8. Vamos a ir preparando nuestros filetes de merluza, les echamos sal y pimienta.

9. Cuando nuestra salsa este ya preparada, incorporamos los filetes de merluza y los dejamos que se hagan unos minutos.

10. Se harán enseguida, no los podemos dejar mucho tiempo porque perderían jugosidad.

Ahora solo nos queda emplatarlos y a disfrutar.
¡ Vamos a ver las delicias que han hecho mis compañeros para este reto con la almendra !







Maria José: aquisecuecejugando.blogspot.com.es/
Ana María: azucaritodeana.wordpress.com/
Carabiru: birulicioso.wordpress.com
Fé: www.codigosecreto280.com/
Carmen: croqueteandoo.wordpress.com/
Monica: dulcedelimon.com
Eva: dulcesfelicidades.blogspot.com.es/
Jose Fernando: elemparrao.wordpress.com/
Elvira: elrincondeelvira.blogspot.com.es/search/label/Blog
Rebeca: enganchadosalacocina.com/
Inma: entre3fogones.com/
Raxel: homeandrun.wordpress.com/
Cristina:  kooking2015.blogspot.com.es/
Noelia: noestevezblog.wordpress.com/
Maribel: picoteandoideas.com/
Neus: rorosacabolas.wordpress.com/
Natalia:  saboresdenati.blogspot.com.es/
Maryjose:  tapitasypostres.blogspot.com.es/
Arantxa:  unabrujaenlacocinablog.wordpress.com/
Sara: unaitalianaenlacocina.es/


martes, 10 de octubre de 2017

Canapé con obleas rellenos de champiñones y setas

Para este mes de octubre, las chicas de la cocina typical spanish,  han propuesto una receta con setas y hongos como ingrediente principal.
Cuando lo vi no pude evitar que mi cabeza se fuera lejos de mi cuerpo, a tiempos en los que mi padre salia con su boina o txapela, sin olvidar su cesto de mimbre a recoger las setas. 
Cuando cogía muchas, nos solíamos reunir en lo que en mi tierra, el país vasco, llamamos sociedades, son locales donde se reúnen o reunimos familias  o amigos, es como un bar grande, pero con acceso a la cocina y ahí nosotros mismos preparamos nuestros platos.
Mi padre llevaba las setas, que las hacia a la plancha con ajitos, ¡ Que ricas ! otro familiar o amigo, llevaba otra cosa y así pasábamos un buen rato.
Todavía mantenemos la costumbre, aunque muy de vez en cuando.
Os voy a decir un secreto, pero shhhhh no lo comentéis, en algunas sociedades solo pueden entrar a cocinar los hombres y las mujeres estamos con nuestros piscolabis esperando que nos sirvan.
Eso me gusta.
En otras, donde sí podemos entrar soy la primera  y me encanta ver como los demás disfrutan de lo que una hace, eso también es muy gratificante.
En esta propuesta, os quiero enseñar un canapé de los que solemos hacer con setas y champiñones. 
Son super sencillos y están buenísimos.
Los podéis presentar en la base que más os guste.
Nosotros normalmente los hacemos en volovanes, pero para hacer esta receta más TS,  os lo presento en obleas de empanadillas que también están genial.







Os voy a mostrar varias formas de hacer el recipiente para nuestro canapé con las obleas.
Si tenéis moldes de cake cakes y vais a utilizar obleas de tamaño normal,cogéis los moldes y los untáis por dentro ligeramente con aceite.





Ponéis con cuidado las obleas, evitando que se rompan.
En caso de no tener moldes de los ya mencionados,puedes usar moldes de magdalenas de esos de silicona.
Y si las obleas son grandes, coges los moldes de cake cakes y lo pones  al revés, no te olvides de untar con aceite.





Colocas las obleas y las metes al horno a 180 grados, cuando veas que se doran ligeramente y tienen suficiente cuerpo, las sacas y despegas, no te pondrán ninguna resistencia.
Y ahora vamos a proceder hacer nuestro preparado, la cantidad dependerá del tamaño de las obleas y de lo que rellenes, te saldrán aproximadamente de diez a doce en obleas normales.

Ingredientes:

300 gr de champiñones
300 gr de setas
1/4 de cebolla
2 dientes de ajo
Aceite
Sal

Para la besamel:

35 gr de harina
500 ml de leche
Aceite
Sal

Usaremos queso para espolvorear por encima nuestras cestas o canastas, a poder ser, un queso derretible.

Preparación:

Vamos a sofreír la cebolla, los champiñones y setas, por lo que el fuego lo mantendremos bajo.
Ponemos en una sartén dos cucharadas de aceite de oliva.
Cuando se caliente, echamos la cebolla muy picada.
Echamos un poco de sal y tapamos para que no se nos pegue y suelte su jugo.
Cuando la cebolla esté translucida, le echamos los champis ,setas y los dientes de ajo, todo bien picado.
Dejamos que se haga a fuego suave y vamos removiendo.
Probamos nuestros hongos y si están  hechos los reservamos.






Vamos hacer la besamel.
Ponemos tres cucharadas de aceite en una cazuela o sartén.
Cuando se caliente incorporamos la harina e inmediatamente la removemos  para que no se nos forme grumos.
Cuando la harina coge un ligero color dorado, echamos la leche, pero poco a poco y vamos removiendo, añadimos sal, según vamos añadiendo leche, sin pasarnos.
Cuando la besamel esté hecha, apagamos.
Sabremos que está hecha cuando la veamos espesa y hayamos agotado la leche.
Incorporamos los champiñones y setas y seguidamente removemos para que se integre todo bien.






Una vez preparado nuestro relleno, lo dejamos enfriar, obtendremos más cuerpo y consistencia, y esto nos vendrá mejor para nuestro resultado final.
Pasamos a rellenar nuestras cestas y espolvoreamos de queso.
Ponemos el horno a la misma temperatura o la función de gratinado, eso a tú elección, pero en cuanto veas que se derrite o gratina, como tú hayas elegido, los sacas para que no se quemen las cestitas.



Espero que me hayas entendido bien, las explicaciones.
Muchas gracias por visitar mi blog.
Vamos a ver que han hecho mis compañeros
https://lacocinats.blogspot.com/2017/10/recopilatorio-tiranmas2setasts.html




lunes, 9 de octubre de 2017

Crepes rellenos de champiñones y setas

Normalmente hacemos uso de la palabra crepes, para referirnos al desayuno, al postre o la merienda.
Sin embargo hay muchos rellenos salados que  hacen de nuestros crepes  unos platos contundentes, ademas de originales y especialmente buenos.
En esta ocasión hice de pintxe de cocina, ya que la cocinera fue mi vecina Ainara e incluso hizo la función de fotógrafa.
Os advierto que hacer este plato es muy arriesgado, a mi me embeleso ese olor embriagador que sueltan los champiñones y setas mientras se sofríen, es más, tuve que mantener a mi familia a raya hasta que Ainara emplato e hizo la foto. ¡ No os podéis imaginar la de babas que había por el suelo de mi cocina !
Fue hacer la foto y desaparecer los crepes, así que vigilar vuestra fuente para que ninguna mano "inocente" os deje sin relleno.
¿ Que os parece si repasamos los ingredientes para nuestros crepes rellenos de champiñones y setas?



Os voy a dejar aquí como hacer la masa y los crepes, esta receta de crepes es para dulces, pero no le echéis ni el azúcar ni la vainilla, en su defecto echarle media cucharadita de sal.
Como hacer crepes saldrán de seis a ocho, dependerá del tamaño que los hagáis.  

Ingredientes:

Crepes

300 gr de champiñones
300 gr de setas
1/4 de cebolla
2 dientes de ajo
Aceite 
Sal

Para hacer la besamel:
35 ml de aceite
35 gr de harina
500 ml de leche

Preparación:

Limpiamos, secamos y cortamos en trozos pequeñitos nuestras setas y champiñones.
Echamos en una sartén o cazuela, dos cucharadas de aceite.
Cuando esté caliente, incorporamos la cebolla y cuando esta se vea translucida, echamos las setas y champiñones junto a los dientes de ajo previamente pelados y picados.
Les echamos sal y dejamos que se hagan a fuego suave.
La sal les ayudará a mantenerse hidratados en su propio jugo.
Cuando los probemos y veamos que están hechos, los reservamos y hacemos la besamel.





Para hacer la besamel echamos en el recipiente elegido los 35 mililitros de aceite, que equivalen aproximadamente a tres cucharadas.
Cuando se caliente incorporamos la harina y removemos con varillas o tenedor de madera hasta que la harina se tueste, observaras un ligero cambio de color.......

sábado, 30 de septiembre de 2017

Juego de blogueros 2.0: Dulce de calabaza

Recién estrenada la estación otoñal, nos encontramos nuevamente ante el reto de #juego de blogueros.
Está vez el empate ha sido entre la calabaza y el melón
Así que en mi elección me dejé llevar por el colorido del otoño y he aquí mi propuesta.
¡ A que parece membrillo ! Pues no lo es.
A ver si acertáis esta adivinanza  dice - Somos verduras odiadas por todos los estudiantes, somos sosas y pesadas y nos la dan de vez en cuando-
Exacto, CALABAZA. 
MUERO DE AMOR
Nunca y digo nunca, pensé en obtener este resultado, cuando lo probé, no me lo podía creer.
Perdonarme el uso de mayúsculas,pero no puedo menos que gritaros lo rico que está.
Le debo esta receta a David, quien me la ha prestado y es que por más que he probado, he sido incapaz de dar con un resultado tan perfecto como el que proporciona su receta.
David tiene un blog que hace honor a su nombre  La dulce pasión de David no dejéis de visitarlo, tiene unas recetas soberbias.
Deciros para terminar con la introducción a la receta, que para que la calabaza suelte la menor cantidad de agua posible, la hemos asado.
En mi caso hice 500 gr de calabaza, pero si quieres hacer más solo tienes que tener en cuenta que la calabaza en sí, aporta dulzor, por lo que lo ideal sería ponerle la mitad de azúcar del peso de la calabaza pelada.
Aunque recomiendo la mitad de azúcar que de calabaza, esto es muy personal.
Si no dispones de la posibilidad de horno o no conoces el agar-agar, más abajo explico otra forma de hacerlo. 
¡ No me digas que me estás leyendo y no te has puesto el delantal !
¡ Venga que yo ya estoy repasando los ingredientes !





Ingredientes:

500 gr de calabaza ( el peso de la calabaza, es una vez pelada )
250 gr de azúcar
4 gr de agar-agar ( Es un espesante vegetal)

Preparación:

Vamos a pelar, lavar y secar bien, nuestra calabaza.
Quitamos las pepitas y los hilitos
Cortamos en tamaños regulares y los ponemos sobre papel de horno.






Pre-calentamos nuestro horno a 180 grados.
Una vez llegado a la temperatura deseada, metemos nuestra bandeja con la calabaza.
La vamos mirando y pinchando hasta que nuestro tenedor la traspase.




La retiramos del horno.
Echamos los trozos en un vaso medidor o el que correponde a la batidora.
Si no tienes batidora, puedes usar un pasa-puré o incluso un tenedor, pero el resultado será más satisfactorio usando la primera opción.
Incorporas el azúcar y lo bates.
Echas los polvos de agar-agar y mezclas bien.
Llevas todo a una cazuela y lo dejas a fuego moderado por espacio de unos quince minutos o  hasta que veas que queda espesito, pero eso sí, remueve con frecuencia para que no se te queme.
Lo dejas enfriar en el molde que vas ha usar para darle forma.
Yo usé un táper o tupper.
Una vez que haya entibiado, lo puedes llevar a la nevera y dejarlo hasta que coja la consistencia deseada.
Yo lo hice por la noche y por la mañana estaba divino.
Verás que ricoooo.
Muchas gracias David por permitirme publicar esta delicia
Os dejo aquí la receta original de David donde podréis ver también como hacer esta deliciosa receta con thermomix >>> La dulce pasión de David, dulce de calabaza
Muchas gracias por visitar mi blog.
Nota: Si no tienes o no conoces el agar agar, puedes usar un sobre de gelatina neutra,  Tienes que diluirla en unas gotas de agua, se te quedará una masa, pero la metes unos segundos al microondas, te parecerá como una clara que empiezas a batir y de ahí, la incorporas  al vaso batidor.
Si no tienes horno, puedes poner la calabaza en una cazuela con tapa y dejarla hasta que se ponga tierna, retiras el agua soltada por la calabaza y sigues el mismo proceso.
El resultado es increíble, a mi particularmente me gusta más como indico al principio, pero así también queda muy buena.
Os animo a visitar a mis compañeros y ver que han hecho ellos y que ingrediente han elegido para este reto del mes de septiembre.






Adelante compis:







.