sábado, 3 de marzo de 2018

Queso camembert frito

¡ Ummm que delicia ! solo de pensarlo estoy babeando.
Lo he acompañado de una mermelada de tomate, ya estoy babeando otra vez.
Un acompañamiento perfecto.
Te dejo aquí como hacer la Mermelada de tomate
Una noche que lo hice como entremés de una cena, mi cuñado como los niños pequeños, queriendo abrir la porción de todos, estaba asombrado de ver como el queso se mantenía dentro en estado semi liquido.
Y cuando lo pruebas, vamos eso ya te traslada a otro planeta.
En esta ocasión lo hice aprovechando la visita de una amiga de mis hijas y es que a mi, cuando me gusta una cosa, quiero que la conozca y la disfrute todo el mundo.
Y vamos que (Noe) se puso las botas y nunca mejor dicho, porque ese día nevaba de mala manera.:)
Así que vamos a ver de que dos formas podemos hacer este rico queso de origen francés.








Ingredientes:

Queso camembert
Huevo
pan rallado
Harina (opcional)
Aceite

Preparación:

1- Este queso como verás, siempre viene en cajitas de madera, para su mejor conservación.
Sacamos el queso y lo desenvolvemos, lo partimos en porciones.





2- Para crear una buena capa protectora y que no se nos abra al freir, vamos a pasar las porciones por harina, huevo y pan rallado y volvemos a rebozar por huevo y pan rallado.
3- Normalmente yo los dejo un buen rato en la nevera antes de freírlos.
4- Ponemos abundante aceite en una sartén bien caliente y los vamos friendo en pocas cantidades, luego sobre papel absorbente y a la mesa.
Buen provecho
Gracias por visitar mi blog.

















jueves, 1 de marzo de 2018

Mermelada de tomate

Es la primera vez que hago mermelada de tomate y no va a ser la última.
Me ha gustado muchísimo.
Tenía unos tomates maduros que ya pedían aprovechamiento y a su vez tenía ganas de hacer un entremés al que le venía muy bien esta mermelada.
¡ Hay que ver la cantidad de productos que se pueden aprovechar de esta manera !
Por si quieres echar un vistazo, te dejo aquí como hacer>> mermelada de calabaza también muy rica.
La verdad que hacer mermeladas es algo muy sencillo, solo tienes que tener en cuenta el dulzor del producto elegido y de ahí echarle más o menos azúcar.
Para esta mermelada, como verás, le he puesto la mitad de azúcar que de tomates pesados una vez pelados y troceados.
A mi me gusta tal y como está y no soy de empalagues, pero tengo que reconocer que su sabor es tirando a dulzón, no te aconsejo echarle más azúcar, es más, si eres de poco dulce, te animo a que restes unos 50 gr de azúcar, tampoco más.
También tienes la posibilidad de echarle algún tipo de condimento adicional para hacer un pequeño contraste o una mejora en su sabor, en este caso, yo he optado por un sobre de azúcar avainillado, que si no lo echas no pasa absolutamente nada.
Ahora te explico algo importante para ya empezar con nuestra mermelada y es esterilizar los tarros donde las vas a guardar.
Ponemos los tarros destapados junto a las tapas en una cazuela suficientemente grande y los cubrimos de agua.
Los dejamos hasta que hiervan y transcurran diez minutos, una vez apagado el fuego los dejamos en el agua hasta que ésta se enfríe.
Los sacamos y los ponemos boca abajo sobre un paño, secamos y listos para rellenar, solo nos falta hacer la mermelada .
¡ Vamos a ver los pocos ingredientes que necesitamos !



Ingredientes:

1kg tomates
250 gr de azúcar
1 sobre de azúcar avainillado
1 Cucharada de zumo de limón.
Una pizca de sal

Preparación:

1. Lo primero pelaremos los tomates y para eso si te hace falta, los puedes escaldar, les haces unas marcas sobre la piel superior y los metes lavados en agua hirviendo, déjalos solamente un minuto o menos, no más.
2- Los sacas de inmediato sobre un escurridor dejando que les corra el agua fría o en un bol con agua y algún hielo, esto como tú prefieras.
3- Seguidamente los pelamos, no tendrás ninguna dificultad, desechamos la piel y los troceamos.
4- Los ponemos en una cazuela y les echamos el azúcar normal y la cucharada de zumo.
5- Los tenemos a fuego moderado y los vamos removiendo, verás que sueltan mucha agua, pero es normal, se ira espesando.
6- Cuando empiece a reducir le pasas la batidora para que no te quede ningún grumo y cuelas el preparado para no encontrarte semillas.




Lo vuelves al fuego y cuando espese un poco más, que veas que está cogiendo brillo, le echas el sobre de azúcar avainillado.
Lo dejas hasta que coja la textura y brillo característico de las mermeladas.
Puedes coger con la cuchara e ir probando la textura.
Cuando la tengas, rellena hasta arriba del cuerpo de la botella, dejando libre justo la zona de la rosca.
Ahora tienes para elegir dos métodos de conservación, uno es echar la mermelada caliente en los tarros, cerrarlos bien y de inmediato ponerlos boca abajo y dejarlos unas horitas para que hagan el vacio.
Otra es poner un paño en una cazuela, poner sobre el los tarros de pie y dejarlos hervir quince minutos, los dejas enfriar, los sacas, secas, etiquetas y listo.
Parece laboriosa pero no lo es tanto y ademas el resultado merece la pena.
Gracias por visitar mi blog.













martes, 27 de febrero de 2018

Pollo asado al limón

El pollo nos aporta recetas muy variadas y económicas, una de ellas es asado y si le ponemos unas verduritas, nos garantiza un plato muy completo.
Si te sobra pollo ya sabes, todo es aprovechable, unas ricas croquetas, consomé, empanadillas, quesadillas...etc.
¡ Vamos al lio !
Doy por sentado que compras el pollo ya limpio, aunque siempre le queda alguna plumilla que te tocará quitar.
Como verás en la foto, hay una parte que no le he quitado, sin embargo mucha gente la suprime. 
¿ Ya sabes que es ?
Siii, acertaste, el culete.
En mi casa no me peleo con nadie, solo me gusta a mi.
Bueno vamos a ver que ingredientes necesitamos para hacer nuestro pollo asado.





Ingredientes:

Pollo de 1.500 gr
6 dientes de ajo
2 patatas
2 zanahoria
2 limones
1 cebolla 
Tomates cherris
1 ramita de romero
75 ml de agua
75 ml de vino
Aceite
Sal
Pimienta

Elaboración:

1 Le damos un masajito al pollo con aceite por dentro y por fuera, especialmente por fuera.
2- Lo salpimentamos también por dentro y por fuera.
3- Cogemos dos dientes de ajo y sin pelar les damos un golpe y los metemos dentro del pollo.
4- Partimos un limón en cuartos y también los introducimos dentro.( No olvides lavarlo y secarlo)
5- Calentamos el horno a 190 grados.
6- Ponemos el pollo en una bandeja de horno y alrededor colocamos las patatas peladas y cortadas en rodajas de aproximadamente medio centímetro de grosor, hacemos lo mismo con la zanahoria cortándola a un centímetro mas o menos y la cebolla en cuartos, metemos también la ramita de romero.
7- Rociamos el pollo con el zumo de un limón y el agua.
8- Lo metemos al horno a un nivel por debajo del medio. 
 Lo iremos rociando de vez en cuando ( junto a las verduras ) con el liquido que tenemos en la bandeja.
9- A los 30 minutos le damos la vuelta y le echamos el vino, colocamos también los tomates cherris lavados pero enteros. (cantidad al gusto) salamos las verduras.
10- Pasados otro 30 minutos nuestro pollo estará hecho.
Podemos subir la bandeja y poner el gratinador para que se nos dore un poco más y nos quede la piel extracrujiente.
Y a comerrrrrr.
Buen provecho
Gracias por visitar mi blog.







domingo, 25 de febrero de 2018

Bizcocho básico

Aunque parezca mentira, me pongo colorada cuando.......
Pues va a ser que no, que lo que me pongo es morada, cuando hago este básico pero super esponjoso bizcocho.
Lleva muy poquitos ingredientes, tan solo hay que tener en cuenta una serie de consejos para que sea todo un espectáculo.
¡ Verás que fácil !



¿ Te parece si te digo los ingredientes y luego te explico un poco ?

Ingredientes:

4 Huevos (medianos)
120 gr de harina
120 gr de azúcar
Ralladura de naranja o de limón (opcional)
Una pizca de sal
Gasificante para repostería (También opcional pero recomendable)
Yo he usado el gasificante de toda la vida, EL TIGRE.



Preparación:

Lo primero que vamos a tener en cuenta, son los diámetros de nuestro molde, el mio es de 20 cm.
Si tu molde es mayor, pondrás un huevo o dos más y calculas 30 gr de harina y 30 gr de azúcar por cada huevo.
1- Empezamos poniendo los huevos en un bol junto al azúcar y la ralladura de naranja.
Con ayuda de unas varillas eléctricas batimos hasta tener una consistencia más bien densa ; nos llevará unos 10 minutos aproximadamente.
Este es un paso muy importante para obtener un buen resultado.
2- Si puedes hacer varias cosas a la vez, es decir, si tienes las varillas apoyadas en algún sitio; pon a calentar el horno a 180 grados y tamiza la harina junto a la sal y el sobre doble del gasificante .
El gasificante no es imprescindible, pero nos ayudara a que nos quede más esponjoso.
Nos proporcionará más burbujas de dióxido de carbono.
Untamos de mantequilla el molde y le espolvoreamos harina sin excesos.
3- Echamos el bol de la harina al del preparado del huevo, pero lo haremos en tres tandas y con movimientos envolventes para que no se nos baje la esponjosidad de las yemas y no perdamos las burbujas.
4- En cuanto veamos que no tenemos ni un gramo de harina y que está bien mezclada (Recuerda, movimientos envolventes, importante) lo echamos con cuidado al molde y de inmediato al horno, una vez lo hayamos metido bajamos la temperatura a 160 grados y lo tendremos un tiempo aproximado de 30 minutos.
Recuerda que cada horno es distinto, a la media hora pincha con una brocheta en el centro para ver si sale seca, pero no lo abras antes, en todo caso si ves la necesidad, baja algún grado.
5- Cuando esté hecho, sacalo y déjalo entibiar, desmoldalo y decora a tu gusto.
Bueno y con esto y un bizcocho, hasta mañana a la ....
Seguro que disfrutarás mucho de el.
Gracias por visitar mi blog.  ,

sábado, 10 de febrero de 2018

Papaviejos


¡ Cuanto menos es un nombre curioso el de ésta receta !
Detrás de el hay una historia significativa,entrañable e inteligente.
Este dulce es típico de Almería y tiene un componente muy particular, patata o papa, como comúnmente la denominan los andaluces. 
Es una receta antiquísima, de ahí la segunda parte del nombre.
Alguien en tiempo de mucha escasez de alimento se le ocurrió gastar menos harina y sustituir la parte compensatoria con patata. 
Y así nació, este delicioso dulce.
#ojúquéricoTS
Sinceramente no lo conocía.
Cuando vi la propuesta para este mes de la cocina typical spanish de hacer una receta de la cocina andaluza, mi idea principal fue otra, pero un día acompañando a mi marido a una librería de libros antiguos, de repente lo vi, en su portada ponía "Cocina Andaluza", no me lo podía creer, le eché un ojo y aunque no tenía muchas recetas, las pocas que tenía me parecieron muy interesantes, así que me lo traje a casa.
A decir verdad la cocina Andaluza siempre me ha parecido muy atrayente, si ojeas mi blog encontrarás más de una receta.
Antes de seguir ,os dejo las ideas de mis compañeros en éste recopilatorio para que después les echéis un ojo  Pincha aquí
En el caso de este dulce, he puesto las cantidades a la mitad.
También le he añadido algo de azúcar a la masa, en caso de querer mantener la originalidad de la receta, solo tienes que anular el azúcar que yo añado extra y duplicar las cantidades.
¡Vamos a ello!






Ingredientes:

2 patatas grandes
2 cucharadas de azúcar (opcional)
250 gr de harina normal
1cucharadita de postre de levadura
La piel o monda de un limón
Ralladura de un limón
250 de leche
3 huevos

Para espolvorear:

Azúcar y canela

Preparación:

1- Lavamos y cocemos las patatas con piel.
Yo lo que hice fue ponerlas en un plato con papel film y las metí al microondas hasta que se pusieron tiernas, de esa manera no soltaron nada de agua.
2- Cuando podamos pelarlas, lo hacemos y las pasasamos por un pasapuré o las machacamos con un tenedor y reservamos.
3- Echamos en un bol los huevos bien batidos, añadimos el azúcar, la levadura y al ralladura de limón.
4- Incorporamos la leche y la harina y poco a poco la patata, mezclamos bien hasta que se quede una pasta.
Puedes pasarlo por la batidora pero a mi personalmente me ha encantado así.
5- Ponemos en una sartén abundante aceite, puede ser de oliva suave o de girasol.
6- Metemos la peladura de limón en el aceite hasta que esta se fría, no se queme.
7- La retiramos y seguidamente echamos con ayuda de una cuchara porciones de nuestra masa, echamos pocas cantidades cada vez, porque se nos hincharán, les vamos dando la vuelta con un tenedor.
Mantendremos el fuego a moderado para que se nos hagan por dentro y no se nos quemen por fuera, se hacen en seguida.





8- Mientras los vamos sacando a un plato con papel absorbente de cocina.
9- Colocamos azúcar y canela en un plato, más azúcar que canela y las rebozamos o espolvoreamos por ambos lados.
Y OLE! ha zamparlos de una sentada, es aconsejable comerlos templados, pero que si se te enfrían, tampoco pasa nada.
Como notarás tienen un parecido con los buñuelos.


Muchas gracias por tú visita, si te ha gustado y te animas hacerla, te agradecería me mandases tu opinión y si quieres una foto de tu dulce a mi página de facebook correspondiente al blog, lo puedes hacer por mensaje privado, aquí te dejo el enlace a mi página aquí, El menú de mi cocina




  

domingo, 4 de febrero de 2018

Berenjenas rellenas de carne.

A veces nos rompemos la cabeza pensando como sorprender a nuestros comensales y dedicamos nuestra búsqueda a recetas laboriosas, sin percatarnos que tenemos a nuestro alcance recetas sencillas y vistosas.
¿Por qué no preparar platos ricos, saludables y que no nos quiten demasiado tiempo?
Te animo a un primer plato ligero, el segundo estas ricas berenjenas rellenas y ya con el postre tienes mucho juego.
Recuerda que puedes adaptar las cantidades al número de comensales.
Trata de comprar berenjenas tersas de un bonito color oscuro brillante, no cojas con golpes o mustias, estarán pasadas y amargarán.
¿Te animas y vemos los ingredientes que vamos a usar?







Ingredientes:

400 gr de carne picada mixta
2 berenjenas ( salen 4 raciones )
Tomate frito
Queso mozzarella
1/2 cebolla
Aceite
Sal

Preparación:

1- Lo primero que haremos sera lavar y secar las berenjenas que vamos a usar.
2- Las partiremos por la mitad, a mi me gusta dejarles el rabito, me parecen más vistosas, pero eso va en gustos.




3- Les hacemos un corte bordeándolas, profundo, pero no demasiado, sin traspasarlas.





4- Haremos otros cortes rectos verticales y otros horizontales, como si dibujásemos rombos.




5- Les echamos unas gotitas de aceite y una pizca de sal
6- Si tenemos muchos comensales, las asaremos en el horno a 180 grados de 12 a 15 minutos.
7- Si tenemos pocos comensales o no disponemos de horno, les pondremos papel film y las meteremos en el microondas a máxima potencia durante nueve minutos.





8- Mientras se asan, pondremos 4 cucharadas de aceite en una cazuela.
9- Cuando se caliente incorporamos la cebolla bien picada, echamos sal y tapamos.
10- Cuando se haya pochado o reblandecido la cebolla,añadimos la carne picada y la rehogamos.
11- Cuando la tengamos hecha, que habrá cambiado de color,le vamos a dar jugosidad echándole de 8 a 10 cucharadas de tomate frito, mezclamos y reservamos.
12- Si ya tenemos nuestras berenjenas asadas, las sacamos del horno o del microondas, en este último caso, tendremos cuidado al quitar el film de no quemarnos.
13- Vaciamos las berenjenas con ayuda de una cuchara, cuidado no las rompamos. ( Tampoco tengas miedo porque no es fácil romperlas)





14- Ponemos la pulpa o carne de la berenjena sobre una tabla de cortar y la picamos lo mejor que podamos.
Pondremos los cuencos o cascaras boca abajo sobre papel de cocina para que suelte el jugo o vapor que le ha quedado.







15- Incorporamos la picada a nuestra sartén o cazuela y la dejamos al fuego suave unos 4 minutos más para que se mezcle con la carne.
16- Con una cuchara rellenamos nuestras berenjenas y les espolvoreamos queso rallado.





(También podríamos hacer una besamel y echar un par de cucharadas por encima de nuestras berenjenas después de rellenarlas y por encima echar nuestro queso) eso ya, a tú gusto.




17- Ahora las puedes poner a gratinar o meterlas en el microondas, si no dispones de horno y así derretir el queso. (Esto también a tu gusto y circunstancias)
Gracias por visitar mi blog











  

miércoles, 31 de enero de 2018

Rollo de espinacas con salmón. Juego de blogueros 2.0

En este nuevo juego de #JuegodeBlogueros ha habido un empate entre dos grandes titanes; las espinacas y las habas.
En un principio pensé en trabajar con las habas pero finalmente me decidí por las espinacas al ver algo que me llamó poderosamente la atención.
Un rollo de espinacas, relleno de queso de untar y salmón ahumado.
¡ Está delicioso !
A una de mis hijas no le gustan las espinacas ni el salmón, sin embargo se ha atrevido a probarlo y aunque dice que no se lo pediría, reconoce que está rico. ¡ Imagínate si le llegan a gustar los ingredientes que componen este rollo !
Bueno, menos rollo y al lío.
He salteado las espinacas porque así mantienen todo su sabor y sus propiedades y además su color.
¿ Pasamos a ver los ingredientes ?





Ingredientes:

250 gr de espinacas
200 gr de queso de untar
200 gr de salmón ahumado
3 Huevos
Eneldo
Pimienta
Aceite
Sal

Preparación:

1- Lavamos las espinacas y las cortamos para facilitar el rehogado. 
2- Echamos un pelín de aceite en una sartén y cuando se caliente echamos las espinacas.
3- Las removemos sin dejarlas mucho tiempo, se hacen enseguida, apenas unos minutos.




4- Las echamos en un vaso batidor.
5- Echamos las yemas de huevo, pimienta y una pizca de sal. ( Las claras las reservamos )
6- Batimos todo a excepción de las claras que las tenemos reservadas.
7- Batimos las claras con varillas metálicas hasta tenerlas a punto de nieve bien firme.
( sabrás que las tienes si al darle la vuelta al vaso, no se caen )
8- Incorporamos la mezcla a las claras con movimientos envolventes y una cuchara de silicona o madera.
9- Echamos todo sobre una placa de horno con papel sulfurizado o vegetal.
10- Lo repartimos y alisamos.




11- Metemos nuestra base al horno precalentado a 180 grados aproximadamente de 10 a 12 minutos.
Enseguida te darás cuenta cuando está hecho, especialmente al tocarlo ( Recuerda que el tiempo es orientativo y que cada horno es diferente )
12- Cuando está hecho, lo ponemos sobre un paño de cocina ligeramente húmedo y con el papel hacia arriba.
13- Quitamos el papel.
14- Cortamos un poquito de todos los lados, porque esas partes se quedan más duras y dificultan el enrollado.
15- Enrollamos con ayuda del trapo húmedo y lo dejamos con el hasta que se enfríe para que coja la forma. 
16- Una vez frío lo volcamos sobre film transparente.




17- Extendemos el queso de forma proporcional, echamos unas pizcas de eneldo y sobre el colocamos el salmón ahumado.
( Recuerda extender por la cara exterior, la que ves en la foto, que es la que durante todo el proceso ha quedado arriba, de esta forma, la que se quedará visible será la parte más bonita )






18- Lo enrollamos con ayuda del film y lo envolvemos.




19- Lo metemos en la nevera para que se enfríe y poder cortarlo sin que se rompa, lo tendremos un mínimo de dos horas ( Yo lo hice de un día para otro )






¡ Veras que rico está !
Lo puedes acompañar de mayonesa o de lo que más te guste, nosotros nos lo tomamos sin ningún tipo de salsa y estaba buenísimo.
Ya solo te queda disfrutarlo.

Pero antes de ponerte hacerlo, te invito a echar un ojo a las propuestas de mis compañeros que seguro han hecho recetas espectaculares.






lunes, 22 de enero de 2018

Garbanzos con espinacas

Una manera diferente de preparar nuestro plato de legumbres.
Con espinacas, sí, esas de Popeye.
¿Os acordáis de aquellos dibujos de Popeye el marino?
¡ La cantidad de latas de espinacas que se metía ! y aunque las espinacas son vegetales, nuestro mítico marino, estaba todo cachas.
Mi ama me decía - Come espinacas para ponerte como Popeye - yo siempre le contestaba, no quiero espinacas, que se las coman mis hermanos y se pongan musculosos como él, y me salven, como hace él con Olivia.
Hablando de Popeye, tengo que daros un disgusto tremendo, no sé porque estaba tan cachas, pero de las espinacas no era.
Es cierto que tienen muchas propiedades y no son calóricas, pero no tienen tanto hierro como nos decía él, ahí lo dejo......
Nosotros a lo nuestro a nuestro plato de garbanzos con espinacas.
¿Miramos si tenemos los ingredientes?








Ingredientes:

1/2 kg de garbanzos
600 kg de espinacas
1 tomate fresco grandecito
( Si no tienes tomate fresco, puedes usar tomate frito, para darle sabor y color)
1 Cebolla
1 huevo cocido
6 cucharadas de vino blanco
1 hoja de laurel
Sal
Aceite

Preparación:

1- Lo primero pondremos en remojo los garbanzos y lo haremos la noche anterior, triplicaremos el agua porque los garbanzos se hincharan y pueden quedarse sin cubrir.
2- Pasado el tiempo de remojo, los escurrimos y reservamos.
3- Ponemos agua que los cubra, a calentar.
4 - Una vez caliente, incorporamos los garbanzos ( no echamos sal hasta el final )
5- Si los cocemos en cazuela normal, nos llevará de hora 1/2 a 2 horas, dependerá del garbanzo que usemos.
En caso de necesitar echar más agua, siempre caliente.
Si usamos olla exprés en 20-25 minutos los tenemos.
También tenemos la opción de usar garbanzos ya cocidos, en ese caso los lavaremos muy bien.
6 - Cuando estén cocidos los escurrimos y reservamos el caldo que nos haya sobrado.
7- Limpiamos las espinacas.
8- Ponemos agua a calentar y las echamos dejándolas en el fuego durante cinco minutos.
9- Las escurrimos y reservamos.
10- En una cazuela echamos un poquito de aceite y pochamos o ablandamos la cebolla bien picada.
11- Cuando la tengamos ablandada, echamos el tomate pelado y picadito, añadimos también  el laurel.
( Yo  pelo el tomate pasando el reverso de un cuchillo, apretando, pero con cuidado de no pasarme y espachurrarlo y luego se pela casi solito)
12- Lo rehogas e incorporas los garbanzos, las cucharadas de vino, sal y un vaso de caldo con la yema del huevo cocido disuelta en el caldo.
13- Déjalo cocer durante 15 minutos más y emplata picando un poco de la clara del huevo por encima de cada plato.
si te gusta más caldoso, siempre puedes incorporarle algo más del caldo sobrante.
Solo me queda desearos que disfrutéis de este delicioso plato de garbanzos con espinacas y deciros que .....Popeye el marino soy  pi pi.....
Gracias por visitar mi blog