Menú

miércoles, 12 de julio de 2017

Salmorejo Cordobés

A decir verdad, hace unos añitos, no muchos, visitamos Córdoba , nos encantó.
Comimos allí y todo riquísimo, pero para entonces yo no conocía el Salmorejo , de haberlo conocido, no hubiese pensado que pedir de primer plato.
Un día mi amiga Clara, me enseño una foto de lo que había hecho para comer ese día, en principio cuando lo vi, pensé que se trataba de un gazpacho un tanto espeso.
Mi amiga me explico de que se trataba el plato y como se hacia, así que me puse manos a la obra y me encantó.
Tengo que reconocer que soy fan del gazpacho y que si me das a elegir, prefiero el gazpacho, pero vamos que el salmorejo está delicioso también.
Además el salmorejo como el gazpacho su ingrediente principal es el tomate, cuya hortaliza tiene un alto contenido en antioxidantes, es muy rica también en fibra y su bajo porcentaje en sodio, así como su gran aporte de vitaminas, la hace una de las hortalizas más recomendables.
Clara me comento que es asidua de esta receta y por lo tanto del salmorejo, desde hace más de treinta años.
Mi amiga le echa menos aceite que yo, pero es que a mi el sabor del tomate y del aceite me resulta sumamente agradable, así que yo os pongo la cantidad y vosotros le vais echando a vuestro gusto.
Este Salmorejo es absolutamente apto para celiacos, como es el caso de mi amiga y al no llevar pan, también lo es para dietas.
¿ Quieres ver si tienes los ingredientes?
¡ Vamos a por el delantal !








Ingredientes:

1 kl de tomate de pera rojitos
1 diente de ajo ( sin el germen )
2 huevos cocidos
50 ml de aceite de oliva suave
Jamón picadito
Sal


Preparación:

Pelamos los tomates, hay quien los escalda para pelar, yo personalmente les paso por todo lo que es el tomate el reverso de un cuchillo apretando un poco, pero con cuidado de no estropearlos y procedo a pelarlos , los cortamos.
Echamos en nuestro vaso de la batidora nuestros trozos de tomates, puedes echar medio huevo cocido y si te gusta más espeso, le echas la otra mitad.
Vas batiendo y echando el aceite, puedes echar más o menos cantidad, eso es a tú gusto, y vas rectificando de sal.
Pasas por el colador si te molestan las pepitas del tomate.
Una vez servido en los platos, echas huevo cocido picado y trocitos de jamón serrano, así como un hilito de aceite de oliva.
Quiero dar las gracias a mi amiga Clara por facilitarme esta riquísima receta.
Gracias por visitar mi blog.

2 comentarios:

  1. Es un plato sanísimo y muy propio de esta época. En Málaga hacemos la Porra Antequerana, que es practicamente igual. Te ha quedado divino!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias preciosa.
      Me encanta vuestra gastronomia

      Eliminar

Gracias por participar en esta página.
se agradecen los comentarios animadores y las criticas constructivas